vender una vivienda VPO

Hay muchos motivos para querer cambiar de residencia. Pero si tu casa es de protección oficial, tienes algunas restricciones que pueden afectar a su venta. Aunque existe la creencia de que se puede vender una vivienda de VPO después de 10 años, lo cierto es que los plazos pueden llegar a ser más largos o incluso más cortos.

¿Es posible vender VPO?

Puedes vender una vivienda VPO en Madrid si ya se ha agotado el plazo de protección, si todavía tiene la clasificación de protegida solo puedes venderla si se dan ciertas circunstancias que justifiquen la transmisión. Las más habituales son un traslado laboral a otra localidad, por aumento de la familia o porque así lo necesite cualquier miembro de la familia que tenga más de 65 años.

En estos casos hay que solicitar permiso a la Administración para vender la vivienda y esta estipulará el precio máximo legal de venta.

Además, lo normal es que la comunidad autónoma establezca los requisitos que debe cumplir el comprador. Se suele exigir que vaya a destinar el inmueble a ser su residencia habitual y permanente, que no tenga otros inmuebles que sean su vivienda y que sus ingresos anuales no superen una determinada cuantía.

Descalificar la vivienda VPO

Hay casos en los que se puede optar por la descalificación. Así, tu vivienda deja de tener la condición de protegida y puedes venderla aunque no se den las circunstancias excepcionales que acabamos de ver.

Pero si has recibido ayudas públicas y quieres vender un piso de protección oficial antes del plazo legalmente previsto, debes devolver las ayudas de adquisición que recibieras en su momento junto con los intereses legales.

Para hacer la venta en estos casos hay que solicitar autorización de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid. Una vez obtenida la descalificación y autorización de venta, esta no caduca y la casa se puede vender a precio libre.

Plazos de protección de la vivienda en la Comunidad de Madrid

El plazo de protección depende de la calificación de la vivienda. Si es una VPO con protección para venta o uso propio el tiempo mínimo de posesión es de 15 años, igual si se trata de viviendas de protección oficial para arrendamiento. En el caso de VPO para arrendamiento con opción a compra se puede vender la vivienda VPO después de 10 años.

Agotado el plazo de protección, la vivienda se puede vender sin ningún tipo de autorización administrativa, y no habrá que devolver las ayudas públicas recibidas. Eso sí, conviene tener en cuenta que la Comunidad de Madrid se reserva el derecho de tanteo y retracto, por lo que podría hacer una oferta para adquirir directamente el inmueble.

Será el tiempo que haya pasado entre la compra y el momento de la venta el que limite la cantidad máxima que se puede pedir por el inmueble.

vender una vivienda VPO

Vender una vivienda VPO después de 10 años es posible en algunos casos, pero conviene informarse antes para saber si ya ha pasado el plazo de protección y el precio máximo que se puede pedir por ella. La otra opción es descalificar la vivienda para venderla a precio libre, pero esto tiene unos costes asociados que no siempre compensa asumir.