Qué es la nuda propiedad

Qué es la nuda propiedad y cómo afecta a la venta de mi vivienda.

La nuda propiedad hace referencia al derecho de propiedad sobre la cosa usufructuada. Así pues, ¿qué es el derecho de usufructo? Es un derecho que otorga a su titular la facultad de usar, disfrutar y percibir los frutos de la vivienda usufructuada, si bien la propiedad de la misma la sigue conservando el nudo propietario.

Así, el nudo propietario no es otro que el propietario de la vivienda, lo que le da el derecho de disponer libremente de la vivienda. No obstante, el nudo propietario deberá cumplir con ciertas obligaciones entre las que encontramos el pago de impuestos y tributos, así como la realización de reparaciones y obras extraordinarias para conservar la vivienda en perfectas condiciones. No todo son obligaciones, sino que el nudo propietario tiene ciertos derechos, entre los que se encuentran el hipotecar o vender la nuda propiedad o el hacer obras de mejora en la vivienda (siempre que no se perjudique o vulnere el derecho de usufructo).

¿Cómo afecta el derecho de usufructo a la venta de mi vivienda?

Como ya hemos apuntado, el nudo propietario tiene ciertos derechos, entre los que se encuentran la venta de la nuda propiedad. Así, el nudo propietario podrá vender la vivienda, podrá transmitir la nuda propiedad. ¿Qué implicaciones tiene la venta de la nuda propiedad? ¿Cómo afecta a la venta de nuestra vivienda?

La venta de la nuda propiedad es una de las alternativas a la venta tradicional en auge en España y que está especialmente indicada para personas mayores. Así, la venta de la nuda propiedad consiste en vender nuestra vivienda y seguir viviendo en la misma hasta nuestro fallecimiento. Sin duda, la venta de la nuda propiedad es una buena manera de vender nuestra vivienda, especialmente en épocas de crisis donde se resiente el mercado inmobiliario, para conseguir liquidez y que no nos obliga a buscar un nuevo sitio donde vivir, ya que seguiremos habitando nuestra vivienda hasta que fallezcamos.

Además, hay que tener en cuenta que son los nuevos propietarios quienes deberán afrontar los gastos de impuestos y tributos de la vivienda, así como las reparaciones extraordinarias de la vivienda para mantenerla en condiciones óptimas de conservación. Por su parte, el vendedor podrá invertir en una vivienda cuyo precio puede ser entre un 30% y un 50% más bajo que el precio que tenga en el mercado en ese momento concreto.

El precio de la nuda propiedad

A la hora de determinar el precio de la nuda propiedad es necesario tener en cuenta el valor de mercado de la misma y la esperanza de vida los beneficiarios, es decir, de los antiguos propietarios que pasarán a ser usufructuarios de la casa. Así, cuanto mayor sea la esperanza de vida de los antiguos propietarios, menor será, normalmente, el precio de la vivienda. En cualquier caso, se deberá tener en cuenta el valor de mercado de la vivienda, así como el valor del usufructo de la vivienda (que es igual a la cantidad total de lo que representaría el alquiler de una vivienda de las mismas características a lo largo de la esperanza de vida del antiguo propietario).