Cinco consejos para vender tu piso rápido

Cuando nos planteamos poner nuestros pisos en venta, tenemos que tener claro que llevará tiempo si queremos que el precio sea justo para nosotros.

Un piso tarda de media en venderse entre 8 y 10 meses, aunque esta cifra es sólo orientativa y dependerá de diversos factores, además del precio del mismo, como el estado de la vivienda, la zona en la que se encuentre o el número de pisos disponibles en la misma zona.

Por suerte, existen unas cuantas técnicas y consejos útiles que nos pueden ayudar a vender un piso rápido si las aplicamos correctamente.  Y lo mejor, que además de poder reducir el tiempo que pasará hasta que se venda el inmueble, también podremos lograr conseguir un precio más favorable si aplicamos estos consejos correctamente.

5 estrategias que se tienen que llevar a cabo en todos los pisos en venta

Existen una serie de claves que son vitales para atraer el interés de los potenciales compradores hacia nuestra vivienda.

Si quieres saber cómo favorecer que aparezca un comprador para una vivienda con relativa rapidez, aquí tienes una serie de pasos para vender una casa lo antes posible sin tener que recurrir a una bajada en su precio.

Crear un entorno neutro

A esto se le conoce en el sector inmobiliario como Home Staging y es una de las estrategias que más influencia tienen para lograr vender un piso rápido. Consiste en adecuar la vivienda para las visitas de los potenciales compradores.

Se trata de crear un ambiente neutral donde la decoración sea sutil y permita que quienes visiten la casa puedan visualizarse viviendo en ella y decorándola a su gusto.

Este es un factor fundamental que tenemos que cuidar para que una vivienda tenga más posibilidades de ser marcada por los compradores como una posible adquisición.

Si la casa está decorada al gusto de los antiguos propietarios, ésta será más difícil de vender por los ojos durante las visitas.

Recurre a los grandes portales inmobiliarios de internet

Hoy en día nadie va de puerta en puerta sin antes revisar las ofertas y las fotos de los portales inmobiliarios. Después de todo, son una gran herramienta que permite ahorrar muchas horas y así sólo visitar las que realmente le gusten al comprador.

Utilizar carteles de “Se vende”

La clave cuando pensamos en cómo vender un piso rápido es la exposición al mayor número de compradores posibles.

Por lo tanto, aunque sea un método que ha dejado de ser tan efectivo como en el pasado, los carteles de “se vende” siguen siendo una estrategia recomendada.

Hay personas que prefieren pasear por los barrios que les gustan y ver si existe alguna casa que se esté vendiendo.

Aunque sólo sea un porcentaje pequeño de posibles compradores, merece la pena llamar su atención con estos carteles.

Cuida las fotografías

Las imágenes deben ser lo más profesionales posibles para transmitir una sensación de espacio y comodidad a los compradores cuando las vean en internet.

Las fotos serán la presentación del inmueble, y competirán con muchos otros. Por lo tanto, cuanta mayor calidad tengan y más sepa destacar los puntos fuertes del piso, más personas lo tendrán en cuenta como opción de compra.

Certificados obligatorios en regla

Un apartado que muchos vendedores olvidan es el de los certificados que el piso necesita tener al día para poder venderse.

El certificado de eficiencia energética es un requisito obligatorio tanto para poder alquilar como vender el inmueble. Y aunque una gran cantidad de propietarios aún no lo tienen al día, lo recomendable es encargar su tramitación lo antes posible. Tanto para evitar posibles sanciones como para favorecer la venta.

Muchos compradores considerarán el certificado como un punto a favor de la vivienda a elegir, pues así no tendrían que tramitar ellos el certificado energético. Conviene tenerlo se mire como se mire.

Como ves, hay bastantes puntos a los que prestar atención si se busca vender un piso rápido y sin bajar el precio para atraer compradores.

Si sigues estos pasos para vender tu piso, tendrás más posibilidades de encontrar en menos tiempo una persona interesada en tu vivienda.