Qué es la licencia de primera ocupación

Qué es la licencia de primera ocupación. Los inmuebles deben cumplir una serie de requisitos legales para ser habitables, esto implica que no cualquier construcción puede constituir una vivienda. El cumplimiento de esos trámites legales da lugar a poder pasar los trámites administrativos y obtener así la licencia de primera ocupación, que es la que determina que una vivienda sea habitable.

Qué es la licencia de primera ocupación

Es un documento expedido por la Administración Pública (el Ayuntamiento del territorio en el que está el inmueble) y que acredita que la construcción se ha llevado a cabo siguiendo el proyecto presentado en su momento para obtener los permisos para la obra. Por consiguiente, es un inmueble que resulta apto para que en él vivan personas.

También se puede hablar de licencia de primera ocupación para viviendas antiguas. Esto ocurre cuando el inmueble ya lleva tiempo construido pero se recurre a este procedimiento para legalizar pequeñas modificaciones que se hayan hecho en él. Por ejemplo, si se ha construido una buhardilla o un porche.

Licencia de primera ocupación requisitos

Para obtener el documento hay que presentar una copia del DNI o el CIF del solicitante, así como el certificado de fin de obra redactado por el director de la obra y con el correspondiente visado del Colegio Profesional. También una copia del acta de recepción definitiva de la obra (no hace falta en caso de viviendas unifamiliares), el boletín de telecomunicación e informe de las empresas suministradoras en referencia a los acoples y conexiones.

Junto a lo anterior también hay que presentar una copia de la licencia municipal de obra mayor, el justificante que acredita que se han abonado las tasas administrativas. Los certificados técnicos relativos al cumplimiento de la normativa contra incendios y los certificados de instalación eléctrica.

No obstante, la documentación a presentar puede variar algo según la Comunidad Autónoma o la localidad, por lo que lo mejor es informarse bien antes de iniciar el trámite.

Presentada la documentación, la misma es examinada por los técnicos del Ayuntamiento, que visitarán además la construcción para ver que todo esté en orden. Si es correcto, se expide la licencia de primera ocupación.

En cuanto al coste del trámite, para la licencia de primera ocupación el precio viene determinado por los metros cuadrados de superficie útil que tenga la vivienda. Son las ordenanzas fiscales municipales las que determinan el importe de la tasa.

Vivienda sin licencia de primera ocupación

Una vivienda que no cuenta con esta licencia no es legal. Esto implica que no se va a poder realizar escritura pública de propiedad y que no se podrán contratar suministros básicos como la luz o el agua.

La jurisprudencia aboga por declarar nulas las compraventas de inmuebles sin licencia de primera ocupación, de modo que el vendedor debe devolver al comprador el precio de la vivienda más impuestos, intereses, comisiones y costas judiciales. En algunos casos incluso hay que pagar una indemnización.

Por tanto, contar con licencia de primera ocupación es fundamental al vender y al comprar. Si la vivienda no dispone de ella, lo mejor es iniciar su tramitación lo antes posible.