¿Se puede vender una casa embargada?

La economía sufre fluctuaciones que nos afectan a todos, ¿Se puede vender una casa embargada?, incluso nuestras finanzas personales pueden sufrir un cambio drástico. Esto implica que pueden surgir deudas, y muchas veces lo único que se puede hacer para saldarlas es vender una casa para obtener dinero y pagar lo que se debe.

Pero puede ocurrir que precisamente a raíz de esas deudas la vivienda haya sido embargada. ¿Qué ocurre entonces?

¿Se puede vender una casa embargada?

A fin de resolver esta cuestión primero debemos tener claro qué es un embargo. Se trata de la retención de un bien para satisfacer una deuda. Si agotado el plazo dado por el acreedor el deudor no ha pagado lo que le debe, se procederá a la ejecución del bien.

Pero mientras el bien está embargado y no ejecutado su titularidad no se ve afectada y el propietario puede disponer de él con total libertad. Lo que nos lleva a afirmar que se puede vender una casa embargada.

¿Hay limitaciones a la hora de vender una casa sobre la que pesa un embargo?

A la hora de adquirir un inmueble el comprador prefiere adquirir una casa sin cargas. Si sobre la vivienda pesa un embargo esto puede hacer que la venta sea algo más complicada, puesto que es una carga que se transmite junto con la propiedad del inmueble. Pero realmente no existe ninguna limitación para vender una casa embargada siempre y cuando no se obre con mala fe y lo que se pretenda realmente sea hacer un alzamiento de bienes (disminuir voluntariamente el patrimonio propio para que los acreedores no puedan cobrar).

Cuando se trata de vender pisos o chalets embargados en la Comunidad de Madrid, lo mejor es ser razonable y bajar el precio. Aquí el objetivo no será ganar dinero con la venta del inmueble, sino obtener por lo menos la cantidad necesaria para poder pagar lo que se debe.

Como acabamos de señalar, el comprador adquiere la vivienda con las cargas que esta tenga, así que si consta un embargo este también se transmite. La liquidación de la deuda que ha dado lugar al embargo puede hacerla el vendedor una vez que ha obtenido el dinero por la venta de su casa, o bien el comprador, descontando esa cantidad de lo que va a pagar por el inmueble.

Aunque no estamos ante una operación compleja, lo cierto es que el embargo opera como un handicap a la hora de vender una casa.

¿Qué trámites hay que realizar para vender una casa embargada?

Los trámites de compraventa son exactamente iguales que en cualquier otra operación de compra de vivienda.

La única diferencia es que, una vez sufragada la deuda que ha dado lugar al embargo, habrá que acudir al Registro de la Propiedad y solicitar la cancelación de la inscripción de embargo, lo que también lleva costes asociados.

La conclusión de todo esto es clara, se puede vender una casa embargada sin tener que hacer ningún trámite especial, salvo solicitar la cancelación de anotación de embargo una vez que la deuda esté pagada. El único inconveniente de esta operación es que el valor de la vivienda en el mercado puede bajar bastante.